El terapeuta Gestalt tiene una amplia gama de intervenciones activas (cognitivas y conductuales) a su disposición, y puede utilizar cualquier técnica o método, siempre que apunte hacia el aumento de la conciencia del cliente, surja de los diálogos terapeuta-cliente durante la sesión de terapia y esté dentro de los parámetros de una práctica ética.

En esta línea han surgido muchas herramientas terapéuticas que, con el nombre de ejercicios y experimentos, han sido desarrolladas para aumentar la conciencia y lograr así el cambio esperado en el paciente.

Psicoterapia Gestalt, aplicada al individuo para crecimiento personal.