Adolescencia edad difícil.

En la adolescencia los cambios que se producen son de una gran intensidad. Es en este periodo de la vida de los seres humanos, donde el proceso se hace más evidente. Sólo con mirarles nos damos cuenta de sus cambios, aumentan en estatura, en fuerza, les cambia la voz, pueden dejar de contar sus experiencias, rechazan lo que hasta el momento les gustaba, etc. Cambian sus intereses, quieren salir con los amigos, dejar de ir a las reuniones familiares. Se dan cuenta que han dejado de ser niños, y a la vez que aún no son adultos.

Según Ángeles Hernández, el trabajo terapéutico con adolescentes consiste en apoyar el proceso natural de su desarrollo cuando éste se ha interrumpido. El trabajo psicoterapéutico consiste en facilitar el proceso evolutivo al adolescente que frecuentemente acude a terapia porque carece de capacidad de entablar contacto saludable con los adultos que le rodean.

Es más difícil entablar una relación terapéutica de confianza ya que en la mayoría de las ocasiones los adolescentes van a terapia con ambivalencia o en contra de su voluntad. Una vez que se consigue, el adolescente se beneficia más rápidamente que un adulto.

En la psicoterapia con adolescentes hay tres proyectos que constituyen toda el trabajo de psicoterapia con el adolescente. Estos son 1) la valoración del contexto familiar, 2) la construcción de una relación terapéutica, y 3) la realización del trabajo de figura que abarca la autoexploración, la resolución de problemas, la modificación de comportamientos etc.